• Fotografía: Pepa Oromí